Las Perlas

Perlas Blancas

Las perlas son una de las gemas más famosas que existen en el mundo y por lo tanto de las más valoradas, son el tipo de gema que todas las mujeres tienen y quieren, no sólo como un artículo de moda, sino como un básico para cualquier mujer.

Generalmente en perlas hablamos de 3 tipos (digo generalmente porque en un rato veréis que se ha introducido una nueva tipología de perla):

1 – Perlas naturales, o mejor dicho, perla FINA.

2 – Perlas cultivadas.

3 –Perlas de imitación.

PERLA FINA

La perla fina, es la perla natural propiamente dicha. Esta perla se ha creado en el interior (manto) de un animal lamelibranquio, es considerado un tipo de gema orgánica animal. Es la típica, que cuando abres una ostra esperas encontrar como por arte de magia.

Esta se forma cuando en el interior del animal entra un agente patógeno, un grano de arena, cualquier cosa que pueda ser reconocida por el animal (generalmente son ostras) como un agente externo, por lo que su mecanismo de defensa natural es crear alrededor de este “intruso” capas y más capas de conquiolina y carbonato cálcico para aislarlo y que no le resulte perjudicial. Es un proceso totalmente natural, tarda en crearse varios años y dependiendo del tamaño de la perla encontrada se habrán necesitado más o menos años en su creación (lo que aumenta también el valor de la misma).

Se usan desde hace muchísimos años dado que no requerían de lapidación posterior al encontrarlas, ya venían desde el interior del animal con esa forma redondeada.

Normalmente la perla fina tiene un color blanco, crema o rosado, aunque posteriormente siempre pueden teñirse a verdes, negras, azules…etc. En la naturaleza también podemos encontrar perlas de distintos colores como negro. Teniendo en cuenta que la perla es formada por un proceso natural, esos “desechos” que utiliza el animal para crear su aislamiento vendrán condicionados por el tipo de agua en el que esté, su alimentación, la cantidad de materia orgánica que incorpore en su dieta, etc…por eso se producen distintas tonalidades de color en las perlas.

PERLA CULTIVADA

Bien, aquí empieza la controversia. En la mayoría de las gemas tenemos la natural y la sintética, que tiene la misma composición pero ha sido creada por el hombre. ¿Por qué en las perlas no se usa el término sintético para esas perlas que han sido manipuladas por el hombre? ¿con perlas naturales? ¿son simples imitaciones?

Bueno, las perlas cultivadas, tienen el mismo proceso de creación que una perla natural, es decir, el animal en cuestión reconoce un cuerpo extraño en su interior y lo aísla de la misma forma que hace la natural. Entonces, ¿qué diferencia hay? La diferencia es que el agente extraño ha sido introducido por el hombre, no ha sido un proceso natural en el que un grano de arena entra en la perla o se le produce una herida y la cubre de esta forma. Ha sido la mano del hombre, que ha realizado una serie de cambios en el animal, por el que este decide que es momento de aislar lo que sea que tenga en su interior y producir una perla. Se ha acelerado el proceso de creación de la perla simplemente. Por eso no sin perlas sintéticas, porque esa perla no ha sido creada por el hombre en un laboratorio, ha sido creada a cierta profundidad, con una cierta temperatura en el mar o en el río, en las condiciones naturales en las que se suelen crear, y ha sido creada por un animal. El hombre lo que ha hecho es dar pie a que se cree esa perla, por lo que tampoco son “naturales o finas”, son CULTIVADAS. Su composición es exactamente igual que una perla natural puesto que el animal la ha creado de igual forma, solo cambia el núcleo.

En estas perlas hay diferencia de peso específico puesto que lo que se le introduce a la ostra suele ser un núcleo de madreperla, más pesado. Las perlas cultivadas tienen un peso específico mayor a las naturales.

Como os he dicho, más adelante crearé otra entrada con la forma de identificar una perla natural de una sintética.

PERLA DE IMITACIÓN

Esta es la más simple de explicar: No es una perla. Es un material como vidrio, plástico, algún tipo de cristal o gema que se tiñe o a veces incluso se recubre con escamas de pez para que parezca una perla, pero es un compuesto totalmente diferente, no está compuesta por carbonato cálcico ni conquiolina. No tiene el brillo característico de una perla, ni el peso, ni el índice de refracción, nada. No es una perla creada por un animal.

PERLAS DE MALLORCA

Ahora me gustaría hablaros del cuarto tipo de perlas que existen. Es una denominación propia que se le ha dado en Mallorca, las perlas de Mallorca o perlas “orgánicas”. Si ya teníamos la clasificación hecha de antes…¿ahora esta dónde la encajamos? Lo más parecido es una perla de imitación, pero no la consideran como tal puesto que tiene un proceso bastante más complicado de creación. Os voy a relatar a continuación como se fabrican (si, se fabrican, no las produce un animal) y vosotros me diréis si la incluiríais en perlas de imitación o si merecen esa denominación de “orgánicas” (que solo está autorizada a llamarse así en la fábrica MAJÓRICA). Si vais a su web http://www.majorica.com encontraréis una sección que pone tipo de perlas. Ahí es donde veis que la han descrito como perla orgánica.

La perla se forma a partir de un núcleo de un cristal que se llama opalina. La opalina tiene un índice de refracción y reflexión alto. Sobre este núcleo, se van depositando capas de “esencia perlada” como lo definen ellos. Las perlas son cuidadosamente pulidas y se someten rigurosos controles  para que tengan la mayor calidad posible.

Tipos de Perlas según su Forma

Tipos de Perlas según su Color

Perlas Color

Perlas Color

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • No hay productos en el carro